Para llevar estas reproducciones de las vestidas en el campo por los jugadores deberíamos desembolsar 158 euros en el caso del Real Madrid y 155 euros en el del Atlético de Madrid o el F.C. No obstante, el exdirectivo de Adidas no opina del mismo modo: «Las versiones ‘player’ son de peor calidad. Es decir, el tejido es mejor para la práctica deportiva, pero todo lo demás es más barato. Esto es así porque se busca que los jugadores no tengan roces con la camiseta, especialmente en la zona de los pezones, de modo que los escudos y los detalles no están bordados, sino termosellados. Esto significa que van a aguantar menos lavados y que, al mínimo estirón, te puedes quedar con la camiseta en la mano. Este es el motivo por el que cada vez vemos más camisetas desgarradas en el fútbol profesional», afirma.